Sheve

A mi padre, Severiano AG,
sembraste en nosotros tu alma,
ahora no te puedo ver,
pero aquí sigues,
te quiero papá,

No hay bálsamo
que palie tu ausencia,
no hay ya mazorcas
en la troje que tú construiste,
ahora ¿Quién va a sembrar tu presencia?
El maldito tiempo sordo
no detiene su paso,
a pesar de mis gritos de plegaria
no me atiende.

El dolor llega despacio
y esparce sus golpes
cien llegan a mi alma resquebrajada
que solitaria aúlla,
se derrumba y sus escombros lloran,
mil se asestan en mi pecho
y atacan la sangre
que en herencia bendita
tú me dejaste.

Un millón destrozan mis pensamientos
y devoran su luz,
los sumergen entre tinieblas
de amargo terror,
dos hieren mis pies
y derriban mis pasos,
tirado me tienen sollozando quimeras
que lejanas se quedan
ahora ¿Quién va a sembrar tu presencia?

Sin despedirte partiste,
en soledad diste tu suspiro final,
un atroz dolor asesina los corazones
de quienes conocieron tu ser terrenal,
vuela y agita tus alas para esparcir tu esencia inmortal,
que griten, que canten tus vástagos, nietos
y tu consorte que doloridos se quedan,
el arado, los bueyes… la yunta esta lista,
las semillas y palas preparadas.

Pero, ahora ¿Quién va a sembrar tu presencia?

Angel Acecam Cloneoser
México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s