El encierro – poema

Estaremos en la cueva un largo rato
como la tortuga hibernando
a la espera del brotar de las espigas.
Abruma la melancolía entorno al silencio.
Descubrimos en el vacío al espejo.
Recorre en sentido opuesto nuestro rostro
envuelto en preguntas
cae el velo de la noche
como pájaro acorralado sometido al encierro.
Nostálgicas las copas vacías
tintinean en la oquedad de la nada.
De la soledad nace la compañía
recluidos entre los dioses que creamos.
Un temblor asoma entre los límites de nuestro continente.
el paisaje urbano recupera su fisonomía
el sol despabilado por los trinos empieza a fluir.
poco a poco se iluminan las penumbras
germinamos entre la humedad de los llantos
una gota horada la tierra
resucita semillas árboles y raíces.
Se cuela entre las orejas,
para contarte el final del naufragio.
Y sacudirnos la modorra.

Maria Susana Lopez
Buenos Aires – Argentina

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s