Despedida

Cuando la balsa me esté esperando para zarpar,
estará lista mi maleta y mis sueños,
un frasquito de amor,
y unos cuantos libros por si no hay a donde voy.

Seré fuerte al abordar, aunque por dentro me consumiré de tristeza,
beberé un trago de mezcal para soportar mi soledad
y observaré mi cuerpo alejarse de mí sin despedirse siquiera.

Mi corazón lo guardaré en un suave terciopelo y lo sacaré, de vez en cuando,
para saber que alguna vez existí,
para saber que alguna vez estuve dando la lucha,
para gritar que alguna vez amé.

Remaré y remaré hasta perderme totalmente en la oscuridad infinita,
quizá ahí comprenda lo que no puedo comprender aquí.


Iván Jimarez
México

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s